Alejandra Josovic, gurú del placard

Publicada el día: 17 abril, 2017

Diseñadora de indumentaria, amante del orden, emprendedora, llevó todas sus habilidades a una meta: convertirse en una expert en placards. Y nos da todos sus tips.



 

Dos décadas en el mundo de la moda como diseñadora de indumentaria, una habilidad para ser ordenada desde pequeña, una vocación de trabajar dando servicios. Un día, después de encontrarse con los libros de la guru japonesa del orden Marie Kondo, Alejandra Josovic se dio cuenta de que todo su conocimiento, y también su gusto por esa tarea, podían convertirse en un servicio para otros y en una empresa para ella. Y así empezó a especializarse en las técnicas de orden y organización del placard. Diseñadora de indumentaria, formada en la ORT y en la UP, también se formó en el Hunter College y Doneger Group de Nueva York. “He trabajado en diversas firmas nacionales e internacionales dentro del mundo de la moda e indumentaria, pasando por diferentes áreas como producción de moda, ventas, diseño, y en lo comercial como compradora de tendencias y producto terminado de consumo masivo para cada temporada en empresas de retail”, cuenta.

-Pero además combinaste los saberes vinculados con la moda y la indumentaria con cuestiones más “espirituales” digamos…
-Sí, además, he realizado varios seminarios y cursos sobre respiración, meditación y el interior emocional, con el objetivo personal de volver más consciente la necesidad de vivir en armonía con el presente y transmitir ese pensamiento y estilo de vida a través de lo que hago como “gurú del placard”.

-¿Cómo y cuándo empezó tu interés por el tema del orden?
-Desde chica siempre fui obsesiva con el orden de mi ropa y de fácil desprendimiento si algo no lo usaba más. Mi historia de vida también hizo que ponga en práctica constantemente este hábito ya que me ha tocado mudarme varias veces. También por mi trabajo en el mundo de la moda, entraban prendas nuevas en mi placard constantemente, lo que agudizó mi necesidad de de soltar para poder renovar.

-¿Cómo esto llegó a convertirse en un emprendimiento?
-Leí los libros de Marie Kondo, una experta en el orden general de la casa, y fue ella quien terminó de inspirarme para encarar este emprendimiento que ya lo tenía en mi mente desde hace tiempo. Sentí la necesidad de ayudar a las personas para que puedan vivir más livianos y ordenados con la ropa que tienen en el placard. Mi experiencia de años dentro de este  universo, de la ropa y la moda, me hizo entrar en contacto con las diversas sensaciones que hay detrás de las prendas, ya que definitivamente tienen el poder de cambiar nuestro estado de ánimo. Las personas en general están acostumbradas a aferrarse del pasado, no poder soltar  y acumular, esto produce un estancamiento de la energía. Y es fundamental que la energía circule para atraer que lleguen cosas nuevas.

¿Descubriste la necesidad de un trabajo como el tuyo?
-Creo que no cualquier persona puede tener la habilidad para transmitir y enseñar que la ropa que está en nuestro placard tiene que ir evolucionando con nosotros, ya que nuestro estilo de vida va cambiando también, cambiamos  de trabajo, de hábitos, las costumbres… Evolucionamos todo el  tiempo y eso debe estar reflejado también en nuestro placard.

-¿El orden aporta calidad de vida?
-Estar organizados y ordenados proporciona serenidad, seguridad, motivación y confianza. Nos vuelve más livianos. Una persona ordenada, que sabe lo que tiene dentro de su vestidor, no pierde tiempo buscando y probándose distintos conjuntos antes de salir. Desprenderse y soltar no es algo fácil. Es un desafío importante y está directamente relacionado con nuestro bienestar emocional.

-¿Se puede aprender a ser ordenado?
-Sí. Ser ordenado es un hábito y se aprende. De la mano de una experta es mucho más fácil y rápido, pero hay que comprometerse al 100% con uno mismo para que se haga una  costumbre. Tomarlo como un nuevo estilo de vida, una evolución personal.

-¿Es una técnica universal?
-Es un trabajo personalizado, totalmente individual. Se trata de una especie de “terapia detoxpara la persona que se decide a encarar este proceso de soltar y ordenar, por eso es fundamental el acompañamiento del experto (sin más personas que opinen o interfieran en el proceso).

-¿Por qué el placard es casi “el” lugar en el que cuesta tanto el orden? ¿Y por qué es importante el orden en el placard?
-Siguiendo el principio de Pareto, también conocido como la regla del 80-20, habitualmente las personas del 100% de la ropa del placard, sólo usan el 20% y el 80% restante queda estancado. Por eso pierden mucho tiempo buscando qué ropa ponerse, y esto resta energías y genera más desorden. el orden en nuestro placard es orden en nuestra vida, y eso determina nuestro estado de ánimo. La ropa muestra quiénes somos, habla de nosotros y se le debería dar la misma importancia que al hacer ejercicio o comer sano. El soltar y el orden nos hace sentir mas seguros y motivados para crear y atraer un estilo de vida que sea más simple y feliz.

-¿Qué otros espacios deberíamos mantener ordenados?
-Lo ideal sería ser ordenados en todos los aspectos de la vida como el trabajo, comer y dormir bien o el orden en los chequeos de salud, como así también en los espacios que transitamos a diario como la casa y el auto.

-¿A qué otros espacios aplica esta técnica?
-La técnica se aplica a todos los espacios que tengamos que circular diariamente. Empezar con el placard es un buen arranque para luego animarse a seguir con la casa, la oficina, el auto y hasta la cartera. No hay límites a la hora de ordenar.

-¿Por qué creés que hoy el tema del orden es un tema?
-Es un tema que está en auge y crecimiento porque sin duda vivís mejor. No es que seamos más desordenados que en otros tiempos, sino  que hoy se le da más hincapié a la comodidad y hacer cosas  por estar o vivir con más equilibrio, tratando de ser más felices teniendo más tiempo libre donde elegir cómo disfrutar.

¿Consumimos demasiado y nos perdemos de qué es lo necesario?
-Consumimos sin orden, muchas veces porque nos venden y otras por impulso o para tapar problemas emocionales. Por eso el estar ordenados te hace comprar a consciencia, ahorrando dinero y eligiendo sobre aquello que verdaderamente nos hace falta.

 

CLAVES PARA ORDENAR Y MANTENER EL ORDEN:

 

1- Dedicarse el día para uno. Hacerlo solos o de la mano de un experto. Sin gente opinando alrededor ya que no es bueno para el proceso.

2- Comenzar sacando toda la ropa del placard o por sectores y mirar prenda por prenda. Ver si hace falta probarla para definir si se va o se queda, si te hace feliz o no.

3- Luego, clasificar la ropa en categorías. Por ejemplo: camperas, camisas, vestidos, remeras, carteras, etc., y colocar todo junto lo que corresponde al mismo tipo de prenda o accesorio.

4- Usar perchas todas iguales, en lo posible blancas o negras. Para las prendas muy pesadas se puede usar la percha de madera.

5- Hay una amplia variedad de accesorios, como separadores para los cajones de ropa interior y medias, que facilitan ordenar la ropa por color o por tipo de tela.

6- No guardar la ropa en fundas, las prendas necesitan respirar.

7- El calzado debe ir fuera de las cajas para poder ver bien todo lo que uno tiene.

8- Darle un lugar específico a la ropa deportiva.

9- Remeras: colocarlas de claro a oscuro, de arriba hacia abajo, haciendo una pila de no más de 15/20 prendas.

10- Camisas: siempre colgarlas y abrocharlas en el primer botón.

11. Bijouterie: usar cajas transparentes con divisores para poder ver todo sin tener que sacar o revolver. También hay accesorios que se pueden colgar en una puerta y tienen compartimientos transparentes.

12. Atar con un nudo a una percha las pashminas, pañuelos y bufandas para que queden colgados a la vista y sean de fácil acceso.

13. Tener un lindo cesto para la ropa sucia ya sea en el cuarto o en el baño ayuda al orden.