Nicole Neumann, emprendedora sustentable

Publicada el día: 3 abril, 2017

La modelo creó una marca de zapatos, carteras y ropa “cruelty free”, es decir, sin maltrato animal. Se llama Nikka y su objetivo es llevar un mensaje: “Quiero ampliar la conciencia sobre el consumo responsable”.



 

Su amor por los animales la llevó a una idea de la que intuyó “iba a andar”. Antes de eso, la modelo Nicole Neumann se hizo vegetariana primero y luego vegana. Pasaron varios años hasta que la idea de cómo llevar eso a su otra pasión, la moda, tomó forma. Entonces se asoció a su marido, el futbolista Fabián Cubero, y a Gastón Laisse. Así nació Nikka, un emprendimiento del que es la cara, el sello inconfundible y del que confiesa que también es su pasión.

Hija de empresarios, Nicole Unterüberbacher Neumann heredó esa pasión tanto de su padre Bernd Unterüberbacher como de su madre Claudia Neumann y no en vano pronto descubrió cierta vocación por los negocios: “Seis meses antes de que naciera mi tercera hija (Sienna –3 años–, hermana de Indiana –9 años– y de Allegra –6años–), un conocido nos ofreció hacer zapatos de cuero y dije ‘no puedo ir contra mi filosofía, pero si podría hacer una marca “cruelty free” de zapatos y carteras”. “Cruelty free” significa libre de crueldad y es el sello con el que se etiqueta a prendas y productos que se fabrican sin el maltrato o la matanza de animales.

Mientras Sienna crecía esos seis meses en el vientre de Nicole, ella daba vida no sólo a su tercera hija sino también a su nueva marca que se basaba en  el cuidado de la vida del mundo animal.

Del proceso, cuenta Nicole que “lo más difícil fue bajar todas las ideas a tierra y arrancar, ya que no teníamos experiencia en el rubro, más allá de estar empapada de moda, y generar una nueva marca no es sólo elegir los materiales adecuados y entender las varias etapas de la producción del zapato. Un negocio implica muchos ajustes que se aprenden sobre la marcha”.

–¿Cuál fue el mayor éxito del emprendimiento?
–Crear un producto nuevo en el mercado y lograr que lo consuman no sólo los vegetarianos y veganos, sino todo el mundo, gracias a la calidad y al diseño de los productos.

Pero no todo son rosas. Nicole reconoce que “la venta en general está muy parada y la gente compra más en días de promociones especiales”. Pero su optimismo no decae: sabe que su intuición y su empatía tienen mucho que ver con el haber elegido bien el camino, que es ofrecer algo que ya es una necesidad o una elección del público. Para eso, también se formó en esto de conocer tendencias, asistiendo al seminario Visiones que dicta Vero Alfie.

Nicole confía en el futuro, sabe como lo supo siempre que las cosas “van a andar bien”. “Esperamos –dice– abrir más locales y desarrollar una colección más amplia de ropa, un rubro en el que recién incursionamos en este verano 2017, y me encantaría también vender en el exterior, donde la conciencia sobre el consumo responsable y cruelty free está mucho más instalada.” Mientras tanto, ella ya es la cara local de esa conciencia por la vida.

 

Texto: Silvia Fittipaldi.
Fotos: Gentileza Nicole Neumann.