Julia Roberts, la mujer más linda del mundo

Publicada el día: 11 junio, 2017

A los 49 años, la actriz fue elegida por la revista People como el icono de belleza 2017. Es la quinta vez que se queda con el título. Su reacción, el secreto de su vigencia, su participación en las causas feministas y un breve repaso por su carrera.



 

A pocos meses de cumplir 50 años, Julia Roberts volvió a ser el centro de la escena por su belleza. Es que la revista People la eligió como la mujer más linda del mundo del 2017, título que ya recibió otras cuatro veces más, la primera luego del gran éxito que la lanzó a la fama: la película Mujer Bonita. “Han pasado 26 años desde que Julia Roberts fue la primera en ocupar nuestra portada como la mujer más bella del mundo y sigue siendo nuestra Pretty Woman favorita”, aseguró la revista en su nota de tapa. Aquel entonces, la dueña de la sonrisa más encantadora de Hollywood era una joven actriz de 23 años con todo el futuro por delante. Hoy es una mujer afianzada, con una carrera destacada, una familia, una voz a la que hace oír si de feminismo se trata y la misma frescura de los 20.

 

“Siempre joven”.

Además de su belleza, la revista People destacó la capacidad de Julia Roberts de mantenerse “siempre joven”. “¿Cuáles son tus consejos de belleza?”, le preguntó la conductora de TV Ellen Degeneres a Roberts hace unos días, cuando la actriz fue a su programa a charlar sobre su flamante incursión en la pantalla chica. Julia no habló de productos ni de tratamientos. “Yo diría que es genética, y también diría que es estar rodeada de personas agradables que te hacen sentir bien. Tengo el apoyo realmente increíble de mi familia, mis hijos son muy cariñosos y, como su papá, expresan su amor en voz alta. Creo que eso es realmente importante, y ser tan amable como puedas. Eso es lo que hace que la gente parezca atractiva, o hermosa o cualquier palabra que quieras usar”, explicó. Luego se mostró halagada por el título, aunque confió que también le dio vergüenza.

 

Carrera ascendente.

Julia Fiona Roberts nació el 28 de octubre de 1967 en Smyrna, Georgia. Hija de actores de teatro, tuvo una infancia difícil: sus padres se separaron cuando tenía cinco, su madre se casó con un abusador y su padre murió cuando ella apenas tenía diez. Una vez que terminó la escuela, se mudó a Nueva York, donde comenzó a estudiar actuación y a trabajar como modelo. Luego de algunas apariciones cortas en la pantalla grande, su primer papel protagónico llegó en 1988 con “Mystic Pizza”. El reconocimiento del público, y de la crítica, no tardó en llegar: gracias a una gran interpretación dramática en “Magnolias de Acero” se ganó la atención del público y su primera nominación a los Oscars, esa vez por su rol de reparto.

Su enorme sonrisa, su simpatía y su increíble figura saltaron definitivamente a la fama gracias al papel de Vivian Ward, la prostituta que logró enamorar al apuesto millonario que interpretó Richard Gere en “Mujer Bonita”. Por ese rol ganó un Globo de Oro y una nominación más a los Oscar. Desde ese momento, enamoró en películas como “La boda de mi mejor amigo”, “La pareja del año”, “Historias de San Valentín” o “Notting Hill”; maravilló a los más chicos como Campanita en “Hook”; emocionó con dramas como “Quédate a mi lado”, “Elegir un amor” o “Closer”; mantuvo en vilo al espectador con “El informe Pelícano”, “Ocean’s Eleven” o “El maestro del dinero” y se puso en la piel de mujeres fuertes como “Erin Brockovich”, la profesora Katherine Watson en “La sonrisa de la Mona Lisa” o “Mary Reilly”. Ganó un Oscar, tres Globos de Oro y un Premio BAFTA. Se casó dos veces (en 1993 y en 2002), se divorció una -del cantante de country Lyle Lovett- y tuvo tres hijos con su actual marido, el director de fotografía Daniel Moder: los mellizos Phinnaeus Walter y Hazel Patricia (en 2004) y Henry Daniel (en 2007). Hoy, Roberts se prepara para debutar en TV como protagonista y productora de “Today will be different”, su primera serie en la pantalla chica.

 

Actriz comprometida.

Hermosa, talentosa, de perfil bajo y comprometida. El año pasado, se la pudo ver junto con otras celebridades de Hollywood, en la Marcha de las Mujeres que se realizó en Washington en repudio a la llegada al poder de Donald Trump y sus ideas sexistas. También firmó este año la carta que publicó Global Citizen, una organización creada por Beyoncé, Salma Hayek y Gucci, en la que se reclama la igualdad de género. Además, Roberts es ecologista y cada vez que puede colabora con esta causa.