La forma y el color entran en juego

Publicada el día: 18 junio, 2017

Una “caja blanca” suspendida en la barranca a la que se accede a través de una escalera escultórica definen sintéticamente el diseño de esta vivienda en un balneario al sur de Lima.



 

El terreno situado frente a la bahía pesquera de Pucusana, unos 60 kilómetros al sur de Lima (Perú), presentaba un corte que le generaba un importante desnivel. Desde el primer momento, el arquitecto Martín Dulanto incorporó esa condicionante a su proyecto buscando que esa particularidad del sitio resulte provechosa para la casa.

Proyecta así una plataforma que se incrusta levemente en el suelo para resolver allí el ingreso y una parte de las áreas de servicio. Sobre esa losa se desarrolla el bloque principal de la casa (caja blanca), en dos niveles y que se fue orientando de tal manera de contemplar el mar desde allí.

En el primer nivel de este bloque (que es la segunda planta de la construcción) se ubicó el área social ideada como un espacio que en dirección hacia el mar tiene ambas caras abiertas. Mientras que sus caras laterales son cerradas, pues determinan los soportes estructurales del volumen blanco al que terminan de configurar. La plataforma permite que el área social se extienda a través de enormes ventanales a la superficie descubierta y se vincule visualmente con el terreno y con el exterior.

La búsqueda de relación con el exterior se manifiesta también en la circulación vertical de la vivienda. Una escalera de forma libre y escultórica se despliega entre el bloque construido y el terreno escarpado, comunicando los tres niveles de la casa. A su vez, su forma y color contrastan con la textura del suelo rocoso generando en el área social otro foco visual de atención opuesto a la vista de la bahía.

El último nivel contiene la zona privada de la vivienda. Tanto la habitación principal como la de invitados disfrutan de una vista panorámica hacia el mar. Ambos dormitorios cuentan con una celosía de aluminio que genera una superficie de cierre formal a la “caja blanca” y, a su vez, resuelve el ingreso directo de luz solar y da privacidad. Las otras dos habitaciones restantes están debidamente iluminadas y ventiladas mediante ventanas altas.

“En síntesis, la casa se compone de tres elementos: La plataforma, que hace de zócalo que emplaza el proyecto al terreno; la “caja blanca” que, montada sobre ésta, contiene el programa de vivienda; y la escalera escultórica, que los vincula y se suelta formalmente de los dos primeros elementos”, resume el proyectista.

 

FICHA TÉCNICA
Casa Lapa
Ubicación:
Pucusana. Lima –  Perú.
Proyecto: Arquitecto Martín Dulanto.
Gerentes del proyecto: Miguel Gutiérrez y Raúl Montesinos.
Colaboradores: Emilio Jordan Fernandez, Dora Gonzales, Luz Vega, Luciana Escobar.
Año: 2015.
Área del terreno: 505 m2.
Área construida: 315 m2.
Fotografía: Juan Solano.

 

PERFIL DEL ESTUDIO
Martín Dulanto (Perú, 1984) se graduó el 2007 en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas. Actualmente, dirige su propio estudio especializado en arquitectura residencial, y es profesor de Diseño Arquitectónico en la facultad donde se graduó. Fue premiado en la “Bienal de Arquitectura Joven 2013” con el segundo lugar en la categoría “Arquitectura Construida” por la Casa Seta. Su obra ha sido publicada en diversas revistas y portales web especializados.

 

Texto: Arq. Paula Baldo