Omelettes, para disfrutar en cualquier momento del día

Publicada el día: 2 julio, 2017

Es una de las comidas más versátiles y simples de la cocina. Para el desayuno, como guarnición o como plato principal en sus versiones gourmet, es rico, nutritivo y muy fácil de hacer. ¿Querés saber cómo?



 

OMELETTE BÁSICO
(Rinde 1 porción)

Ingredientes:
3 huevos
1 cucharada de manteca o una cucharadita de aceite de oliva
Sal y pimienta

Procedimiento:
Poner los huevos en un bol, batir suavemente hasta obtener una mezcla homogénea y salpimentar. Colocar la manteca en una sartén anti-adherente a fuego medio hasta que se derrita y comience a hacer burbujas. También se puede utilizar aceite neutro o aceite de oliva. Una vez que la sartén esté caliente, volcar la mezcla y dejarla cocinar, a fuego bajo, hasta que los bordes comiencen a despegarse solos. Mover la sartén suavemente para despegar el resto de la base. Cuando la base esté cocida, plegar el omelette en dos –también se puede plegar en cuatro y hacerlos tipo “pañuelitos”– y servir. Así quedará un omelette dorado por fuera y cremoso por dentro.

A partir de esta base, se pueden crear infinitas versiones de omelette. Te damos algunas ideas para que pongas en práctica:

  • Para hacer un omelette gourmet, saltear champiñones fileteados y cebolla en una sartén. Luego, agregar camarones cocidos. Salpimentar. Con el fuego bajo, completar con crema -con queso crema también queda riquísimo- y ciboulette picado fino. Colocar en el omelette justo antes de plegarlo, y continuar con la receta base.
  • Para hacer un omelette vegetariano, colocar sobre el omelette 150 gramos de espinaca fresca previamente lavada y secada, una cucharada de reggianito y unos cubos de queso fresco. Plegarlo, dejar que el queso se derrita y servir.
  • Para hacer un omelette distinto, agregarle a la mezcla antes de poner en la sartén ajo y cebolla previamente salteado. Continuar con la preparación. Antes de plegarlo, colocar tomates confitados, queso y hojas de albahaca. Servir una vez que el queso se haya derretido.
  • Para hacer un omelette clásico, antes de plegarlo colocar generosamente jamón y queso. Servir una vez que el queso se haya derretido.