Luisana Lopilato: “Mi mejor rol es lejos de las cámaras”

Publicada el día: 28 agosto, 2017

Con 30 recién cumplidos, a punto de estrenar una película en su rol más osado junto a Guillermo Francella y superado el momento difícil que le tocó vivir por la salud de su hijo mayor, el pequeño Noah, la actriz volvió al país y es la cara de la nueva campaña de Vitamina. Y además de hablar de todo, también da sus trucos de guardarropa.



 

Luisana Lopilato llega espléndida al evento de presentación de la colección Primavera Verano de la marca Vitamina. Con nuevo corte de pelo y color, con un look menos juvenil, y con un vestido azul eléctrico con piedras que le contrasta con el pelo casi platinado, y unos stilettos también azules, todos los flashes apuntan a ella, que sonríe tan angelical y divertida como siempre. A los 30 recién cumplidos –en mayo- y luego de un año difícil en el que su hijo mayor superó una enfermedad, la ex Chiquititas, Rebelde Way y Casados con hijos, la chica preciosa que se convirtió en una mujer preciosa frente a cámaras, vuelve a estar tan radiante y sobre todo feliz como siempre. Y muy relajada se sienta a conversar con Muer Country.

-¿Te gusta hacer moda?
-Me encanta hacer moda. Es como el día en el que me siento más mujer: me maquillan, me peinan, me tratan bien. Es como una especie de fashion emergency: te peinan, te maquillan, te hacen las manos y los pies, te ponen cremas, todos a tu alrededor… Me encanta.  Y Vitamina me sumó un montón. Es una marca que me hace sentir más mujer y me encuentra en una etapa diferente, mis 30 años, y me identifica en este momento. Me gusta la ropa, la calidad, el estilo.

-¿En la vida cotidiana sos más relajada?
-Sí, recontra relajada. Y es por eso que me encanta que me hagan de todo, porque yo en mi vida cotidiana y fuera del trabajo no me hago nada. Soy bastante de entre casa.

-¿No te cuidás?
-Me cuido más cuando tengo que trabajar y hago gimnasia y todo. Sí, me cuido. Pero me doy mis gustos. Me encanta comer y me encanta cocinar. Cada vez que vengo acá encima mi mamá cocina increíble y bueno, no me privo de nada.

-¿Y en qué lugar te sentís más vos?
-En el relajado, sin duda. Porque aun cuando esté acá dando una nota y sacándome fotos toda lookeada, igual tengo esta parte que soy yo.

-La chica de Villa Urquiza…
-Sí, yo soy esa, esté donde esté y viva donde viva. Y por eso necesito venir seguido y ver a mis amigas del barrio de toda la vida, que son las mismas de siempre, con las que me divierto como siempre. Y pedimos piza o hacemos asado. Yo nunca dejo de ser yo como siempre con los mismos valores que son los que me inculcó mi familia, que me dieron mis padres, que me hicieron ser quién soy. Y también hago las mismas cosas que hice siempre: como salir a pasear a mi perro en pijama o al almacén. Lo sigo haciendo.

-¿Cómo fue cumplir los 30?
-No tiene nada en particular. Creo que es espiritual el tema y a verdad es que yo me siento de 15. Me sigo riendo de las mismas cosas, me junto con mis amigas del colegio y somos iguales. La verdad es que no me pesa nada la edad. Estoy muy contenta. Sigo haciendo las mismas cosas.

-Empezaste a trabajar muy chica… ¿Te arrepentís de algo que no hayas hecho?
-Sí, empecé a trabajar a los 6 años haciendo comerciales y cuando empecé Chiquititas tenía 11 ponele. Sí, muy chica. Pero la verdad es que no me arrepiento de nada porque la verdad es que no dejé de hacer absolutamente nada ni quemé ninguna etapa. Terminé mi primaria y mi secundaria con mis compañeras, como todas. Después decidí que quería seguir dedicándome a esto y seguí. La verdad es que en eso le debo todo a mis viejos y a mi familia porque ellos fueron los que siempre hicieron que yo no me fuera de eje y que mantuviera los pies en la tierra aun empezando desde muy chica. Y también porque me dejaron hacer esto, porque me acompañaron en mis sueños y nunca quisieron llevarme hacia otro lugar.

-¿Y hoy que esa exposición y fama se multiplicaron?
-
Igual, ellos siguen estando… Mi papá –dice y mira hacia donde está parado Eduardo Lopilato, que la acompaña a sol y sombra, igual que su mamá-, mi mamá, mis hermanos también. Y ahora mi marido, y la familia que formé, que es con ese espejo siempre de amor y pies en la tierra, aun cuando haya fama y exposición.

-¿Qué extrañás de vivir lejos de Argentina?
-La verdad que nada. Me hice mi pequeña Argentina allá, mi pequeño mundito argentino en Canadá. Así que aunque esté a miles de kilómetros yo sigo siendo recontra argentina: mate, amigas en el chat, televisión argentina todo el tiempo.

-No dejaste nada. ¿Cómo es esa vida de dos países tan distantes, con familia y con un marido muy famoso que tiene giras y compromisos por todos lados?
-No, no dejé nada y no voy a dejar nada. Amo mi trabajo. Y nuestra vida es así: con valijas, y valijas, y valijas. Y viajes. Y armar y desarmar y vamos haciendo. Nunca hay un largo plazo muy estable. Pero nosotros elegimos esto y nos acostumbramos y somos felices. Me hizo crecer mucho en el sentido de hacerme menos problemas, de ser más desapegada, de aprovechar mucho cada momento acá y allá, de disfrutar de lo importante.

-Estás por estrenar Los que aman odian, con Guillermo Francella. ¿Elegís trabajar acá?
-
Sí, elijo hacer cosas acá. Me encanta estar en contacto. Argentina es un país con gente llena de talento y con muy buena televisión y cine. Y es mi país. Pero también me encanta trabajar afuera cuando se da. Hice una película en Estados Unidos y me encantó también. Es eso. Aprendí a no estar atada y a ser un poco menos apegada pero mi corazón es argentino y siempre me va a tirar para acá.

 

Texto: Paula Bistagnino.

 

Los Tips de Luisana para el guardarropas

-¿Cómo es tu relación con la noda?
-Siempre me interesé por la moda pero adaptándola a mis necesidades. Me gusta estar bien vestida y por sobre todo las cosas cómodas, como a toda mujer. Diría que no soy una adicta ni estoy pendiente de lo que se usa. Antes, quizás, tenía más tiempo para pensar qué ponerme, pero mi rol de madre me tiene muy ocupada.

-¿Cuáles son los infaltables en tu guardarropas?
-
Lo fundamental es tener buenos básicos: prendas que pueda usar varias veces, que sean cómodas, que me queden bien y cancheras. Por ejemplo, un buen trench, jeans, un vestido negro básico. Eso es lo que siempre hay que tener.-A la hora de vestirte,

¿te inspirás en algún referente para armar un look?
-Creo que no. Toda mujer debe tener su propio estilo adaptando la moda al cuerpo que tiene. Yo trato de usar lo que me quede bien. Esto es lo más importante a la hora de vestirte. Más que lo que usamos, es cómo nos queda.

-¿Qué detalles agregás a tus looks para verte siempre femenina?
-Manos y pies siempre impecables. Con respecto al maquillaje, trato de usar cuando lo necesito. Pero en mi día a día me gusta tener la piel limpia e hidratada. Al pelo si me lo cuido mucho. Me encanta tener mis productos para cuidarlo y que se vea sano. Además, las carteras y los zapatos son complementos sumamente femeninos y me gustan mucho, como a la mayoría de las mujeres.