Miami, mucho más que playa y shopping

Publicada el día: 6 agosto, 2017

Conocida como la “Ciudad del sol”, su oferta supera las hermosas playas del Caribe y los increíbles precios de sus tiendas: barrios temáticos, arquitectura imponente, parques selváticos, arte, gastronomía y una múltiple oferta de actividades. Todo lo que tenés que saber antes de viajar.



 

Si bien su fama radica en sus playas y sus shoppings, Miami, una de las ciudades más elegidas por los turistas argentinos que buscan disfrutar del calor en cualquier momento del año, es mucho más que la “Ciudad del sol”. Un crucero por Bahamas; noches de copas por el Downtown; arte en Wynwood; Art Decó en South beach; cultura e historia en Key west; Yoga en Bayfront Park; aventura, fauna y flora en los Everglades; precios increíbles en Sawgrass Mills y hasta una escapada a Orlando para visitar Walt Disney World son solo algunas de las ofertas que ofrece esta ciudad multicultural.

Ubicada en el sudeste del estado de Florida, al final de la península, entre los Everglades y el océano Atlántico, Miami también es una de las ciudades para vacacionar más elegida por los propios estadounidenses por su diversión y su buen clima. También es común que los adultos mayores se muden ahí luego de jubilarse -Boca Ratón es una clásica zona de espacios residenciales para ellos-, para disfrutar del buen tiempo. Como Miami tiene clima tropical, ofrece veranos calurosos e inviernos templados y secos; teniendo en cuenta que en esa época en la otra punta del país, por ejemplo en Chicago, la nieve y el frío son protagonistas, se entiende que sea el destino que muchos buscan en esos meses fríos.

Un paraíso tropical
Miami es un destino completamente diferente al resto de las ciudades estadounidenses. Ofrece buenas playas, de arenas blancas y mar azul, y sol prácticamente todo el año, pero además tiene muchísimas opciones para quienes gustan de salir a hacer shopping o deleitarse con sus parques.
Entre sus zonas más lindas para visitar están Bal Harbour, Miami Beach, South Beach, el diseño de distrito con sus edificios Art Decó, Wynwood Walls y la famosa Little Havana a la que se le suma Little Haití. Y alejándose un poco se pude llegar hasta Coconut Grove, Key Biscayne y Coral Gables. En muchas de estas zonas, prácticamente en todas, hay playas para disfrutar.

Qué visitar
Bal Harbour
. Es la capital del lujo. Con una arquitectura súper moderna en hoteles y condominios, playas exclusivas, spas en los resorts y los lugares de compras, allí van los famosos y uno se los puede cruzar en los restaurantes y bares.

Parque Nacional de los Everglades. Se encuentra a una hora en auto de Miami y se trata de un terreno pantanoso con una extensión de 6.000 kilómetros cuadrados que parece no terminar nunca. El parque fue declarado Patrimonio de la Humanidad, Reserva de la Biosfera y Humedal de Interés Internacional. Su ecosistema protegido es ideal para vivir una experiencia ecológica única. El parque está abierto todos los días de la semana y se puede visitar tanto por cuenta propia como con excursiones programadas. ¿Lo mejor? Recorrerlo en lancha. Eso sí: durante el verano no hay que olvidar llevar repelente para mosquitos.

El Zoo Miami. Distinto a los zoológicos tradicionales, el de Miami cuenta con más de 100 hectáreas de bosques y praderas en las que se alojan alrededor de 800 especies exóticas en un ambiente natural. Para ver los clásicos flamencos, los dragones de Komodo y las suricatas hasta los leones, osos y tigres. El paseo está dividido como el mundo: Asia, África, Australia y América Tropical.

Miami Beach. Es una zona visitada por los amantes de la arquitectura, porque es uno de los lugares donde se concentran más edificios Art Decó del mundo. Ocean Drive es la viva imagen de esta ciudad, y la calle más célebre de Miami. En la zona de South Beach, la playa más famosa de la zona, una de sus principales arterias es Lincoln Road, un paseo divertido y con mucho para hacer.

Little Havana. Es el testimonio vivo de la gran inmigración cubana a Miami, que comenzó en 1959, con la llegada al poder de Fidel Castro. Con el correr del tiempo, se convirtió en un punto de interés para el turista. En la calle 8 hay tiendas, cafés y restaurantes que son réplicas de los originales en Cuba. Además, se consiguen puros y cigarros y se puede comer auténtica comida cubana.

Coconut Grove. Es el barrio más antiguo, habitado de forma ininterrumpida, de Miami. Uno de los puntos más visitados es el Barnacle State Park, uno de los edificios más antiguos. Es un lugar interesante, que ha conservado intacta la flora del jardín, lo que permite estudiar usos y costumbres de otra época. Este edificio está ubicado en 3485 Main Highway. Otra de las sugerencias es dar un paseo por CocoWalk.

Walt Disney World, en Orlando. Si el viaje incluye chicos o si los viajeros quieren sacar a relucir su niño interior, visitar Orlando para recorrer los Parques Temáticos de Walt Disney World es un punto obligado. A 350 kilómetros de Miami, se puede llegar en auto o con un tour. En Miami se pueden conseguir buenos paquetes turísticos por dos, tres o cuatro días.

Little Haiti. Se trata de una zona muy pintoresca del norte de la ciudad. El barrio está repleto de pequeños y coloridos locales que levantaron los haitianos que llegaron hasta allí huyendo de la pobreza de su país. Además de probar la comida típica, resulta interesante recorrer sus calles, visitar la Iglesia de Nuestra Señora de Haití y el mercado caribeño.

Key West. Subirse a un auto o contratar un colectivo y recorrer los 16 kilómetros del Puente de las siete Millas sobre el mar es una experiencia que no hay que pasar por alto. A 150 kilómetros de Miami, este cayo, el último de la cadena de pequeñas islas unidas entre sí por 22 puentes, es famoso porque allí vivió el célebre escritor Ernest Hemingway. Visitar su casa, recorrer la Duval Street o ver Cuba desde el punto más cercano de Estados Unidos son una de las tantas actividades que se pueden hacer en la isla.

Wynwood. Se trata de un barrio multicultural, plagado de Street art y vanguardia y muy de moda en la actualidad. Originalmente asentamiento de la comunidad portorriqueña en Miami, en 2003 los gestores de arte Mark Coetzee y Nina Arias fundaron el distrito Wynwood Arts tras la apertura de una gran cantidad de galerías, estudios y espacios artísticos. Imperdible: Wynwood Walls.

Distrito de Diseño. Se trata de un barrio que concentra a los mejores diseñadores de moda, entre otros Fendi y Stubbbs & Wootton. Esta movida surgió alrededor de 2009, cuando el diseñador de calzado Christian Loboutin abrió su primera tienda. A partir de entonces, es un barrio joven y bohemio, donde ir a comprar es difícil por los altos precios de la mercadería exclusiva.

Museo para Niños de Miami. Ideal si el viaje es en familia. Entre otras cosas, ofrece a los más chicos explorar exhibiciones de la vida real sobre supermercados y bancos, como también experiencias relacionadas a la vida oceánica y el arte. Cuenta con gran cantidad de exposiciones interactivas.

Sawgrass Mills Mall. Así como en Miami se puede visitar el clásico Aventura Mall o más cerca el Dolphin Mall, la cuna de la compra barata en Miami se encuentra en Sawgrass Mills Mall. Ubicado en Fort Lauderdale. Considerado el cuarto outlet más grande del mundo, cuenta con marcas como Hugo Boss hasta las más buscadas por los argentinos como H&M o Forever21. Una sola cosa es necesaria para visitar este inmenso lugar: mucha paciencia.

Yoga en Bayfront Park. Todos los lunes y los miércoles a las seis de la tarde, y los sábados a las nueve de la mañana, se puede disfrutar de clases gratuitas de yoga en el Downtown. Ideal para después de una jornada de Shopping.

Un viaje en crucero. Miami no es sólo el principal puerto industrial de Florida, es el mayor puerto de cruceros del mundo. Todos los días salen desde allí decenas de cruceros con destino a las Bahamas, el Caribe, México, Puerto Rico o las Islas Caimán. Y si se consigue una buena oferta, resulta un paseo más que accesible. Ideal para quienes quieren conocer otros lugares y disfrutar de unos días All Inclusive.

Cómo llegar.
Desde Buenos Aires salen todos los días vuelos a Miami. Se puede viajar directo -9 horas de vuelo- o buscar una opción más accesible pero con una o dos escalas. Para ingresar a Estados Unidos es necesario contar con una visa.

Cuándo ir.
Miami tiene un clima ameno y cálido durante todo el año, y en realidad, cualquier época es buena para visitar al sur de Florida. Sin embargo, de julio a noviembre –más acentuado en agosto- es temporada de huracanes.