Neo-capas: el corte de pelo que triunfará esta temporada

Publicada el día: 28 agosto, 2017

Un corte lleno de movimiento que explotó en el verano europeo y que ya está acá. Te contamos cómo llevarlo y te mostramos qué celebrities lo usan.



 

Más desfilado que un bob de estilo años 90, contrarresta el volumen de las melenas enruladas y da ondas suaves y movimiento a las melenas lisas. Las capas sientan bien a todo tipo de caras, cabellos y edades.

Aunque se trata de un corte a capas, la clave del nuevo corte de pelo neo-capas para llevarlo a la última es crear movimiento y jugar con los volúmenes a distintas alturas. Si las antiguas capas se basaban en escalonar de forma muy evidente el cabello, las neo-capas son mucho más sutiles y en degradé, entremezclándose a la perfección entre sí, de forma que apenas se distingue dónde acaba una y empieza la siguiente, pero logrando trabajar el volumen.

¿Qué corte te conviene según tu rostro?

- Rostros cuadrados: Lo más favorecedor es aportarles un efecto más ovalado con el corte, aportando volumen en la zona superior con unas neo-capas prácticamente invisibles. Este tipo de rostro es muy agradecido con cada capa o movimiento que creemos en el cabello.

- Rostros triangulares y romboides: Salvo con rasgos muy marcados, donde el foco de las capas está en corregir facciones, se debe partir de la barbilla aportando una inclinación redonda y logrando así atenuar las mandíbulas más pronunciadas. En el caso de los rasgos menos prominentes, se puede optar por aportar o contrarrestar el volumen al gusto.

- Rostros ovalados y rectangulares: Para ambos, resulta ideal un decapado que aporte volumen lateral con capas más inclinadas.

- Rostros redondos: En este tipo de rostros se debe optar por dar un efecto más alargado creando movimiento en el caso de las melenas largas a la altura de la clavícula. En el caso de las melenas midi, sin embargo, aumentaremos el volumen en la zona superior para lograr ese mismo efecto de prolongación sutil del rostro hacia uno más ovoide.

TIPS

- Es importante tener en cuenta la densidad de cada cabello: si es una melena muy nutrida, lo más adecuado sería hacer las capas con ‘punta de tijera oblicua’ para romper la punta o rebajar el volumen entresacando pelo si fuera necesario. Con poco volumen se puede hacer con ‘punta de tijera clásica’.
- Se trata de un corte que requiere un mantenimiento mínimo incluso en cuanto al peinado diario. Incluso dejando el pelo secar al aire tras la ducha, el resultado es perfecto.
- Si bien van con casi todas las cabelleras, conviene evitar este corte en una melena xl o demasiado lacia y fina.