Anna Olson, la repostera más famosa del mundo: “Cocinar es como hacer yoga”

Publicada el día: 13 noviembre, 2017

La repostera estadounidense cuenta cómo fue su “epifanía del muffin”, la noche en la que decidió que dejaría su trabajo en un banco para cocinar. Además, consejos para hornear, s nuevo libro y más.



 

-Cuando elegiste estudiar Ciencias Políticas, ¿ya estabas cocinando?
-Estaba cocinando y horneando, definitivamente, pero como un pasatiempo y una forma de relajarme. Era una cocinera casera dedicada, siempre explorando nuevos ingredientes, técnicas y leyendo todo lo que encontraba sobre cocina (cuando se suponía que debía leer Rousseau, Hobbes, etc.)

-¿Elegir esa carrera fue una imposición para ti?
-Fue una decisión fácil pero también desafiante al mismo tiempo. Fue fácil porque una vez que me di cuenta de que podía dedicarme a mi pasión como carrera, parecía la única dirección para mí. Pero renunciar a una carrera segura en la panadería y explicarle esto a mi familia fue un desafío mayor.

-¿Cómo fue que decidiste abandonar la economía y la ciencia política y convertirte en panadera? -Realmente tuve un momento, lo llamo mi “Muffin Epiphany”. Estaba trabajando en la banca (en una empresa de inversión) y me encontré despierta en medio de la noche, estresada por el trabajo. Para calmarme y relajarme, entré en la cocina para hacer magdalenas de plátano. No fue porque quisiera COMER los muffins, sino que fue la actividad de hornear lo que me relajó. Fue en ese momento que me di cuenta, “¿Qué estoy haciendo? ESTO es lo que me hace feliz”.

-¿Sería un consejo universal abandonar algo que no le apasiona y hacer un negocio de su verdadera pasión?
-Realmente depende de quién eres y tu situación. Cuando cambié de profesión, era un estudiante maduro, pero no tenía una familia que apoyar ni deudas en ese momento, pero sí tuve que averiguar cómo financiar el cambio. Trabajé todo el tiempo que fui a la escuela. Pero la pasión y el compromiso pueden ser la motivación precisa que necesita, para investigar y encontrar las soluciones para alcanzar sus objetivos. En mi caso, encontré un programa culinario especial para personas que ya tenían un título universitario: era un programa condensado de “vía rápida”, por lo que podía obtener un título en 12 meses en lugar de 2 o 3 años.

-He leído en otras entrevistas que comparas el yoga con la cocina. ¿Puedes decirme más sobre eso?
-Para mí, mi tiempo en la cocina cocinando y horneando es mi momento de calma. Cocinar toma un nivel de enfoque donde, como el yoga, no puedes estresarse o preocuparse por las otras cosas en su día y cocinar bien al mismo tiempo. Cuando terminé mi sesión de cocina, me concentré y me recargué… ¡y luego preparé la comida! Para los panaderos, ¡un sábado por la mañana, hornear es lo más relajante que pueden imaginar!

-Cocinar te llevó a viajar por todo el mundo. ¿Puede decirnos una experiencia memorable de sus viajes?
-Bueno, ciertamente disfruté mi tiempo visitando Argentina. Me encanta la actitud alegre sobre la comida y la reunión con la familia durante una comida. La mayoría de mis recuerdos de viaje involucran comida, y algunos de mis recuerdos favoritos de comida incluyen: Pelmeni en Moscú, Beef Rending en Kuala Lumpur, Malasia, Morning Glory Blossoms en Ciudad Ho Chi Minh, Vietnam, Macarons en Cannes, Francia, Ceviche en Santiago, y Empanadas en Buenos Aires.

-Cuéntanos sobre tu nuevo libro, “Fresco”.
-Fresco, simplemente, refleja la forma en que cocino en casa. Me encanta comprar ingredientes y cocinar platos según las estaciones, comprando lo más fresco y lo mejor. De esta manera, siempre tengo un menú cambiante, a medida que cambian las estaciones. Esto realmente me ayuda a mantener el equilibrio (especialmente cuando la otra parte de mi vida se trata de hornear y dulces).

-¿Por qué es tan importante cocinar en casa en un mundo tan industrializado?
-Creo que hay más interés que nunca en cocinar en casa, porque de esta manera NOSOTROS estamos a cargo, especialmente de adiciones como el azúcar y la sal. Me encanta hornear dulces, pero están destinados a ser un placer y controlo cuánto comer. Lo que no me gusta son las grasas y azúcares ocultos en los alimentos procesados (¡un yogur para el desayuno puede tener más azúcar que una galleta!) Al cocinar una comida, determinamos los ingredientes y el tamaño de la porción, y cocinar una comida nutritiva no tiene tomar horas y horas.

Entrevista: Silvia Fittipaldi.

5 consejos que cualquiera que comience a hornear debe seguir para tener éxito.

1. Sea paciente, no apresure los pasos, horneado, enfriamiento, enfriamiento, etc.
2. Sea paciente contigo mismo: hornear requiere práctica y la repetición es la clave.
3. Usa buenos ingredientes: tu resultado final es tan bueno como los ingredientes con los que comienzas.
4. Verifique la exactitud de su horno; le sorprendería que incluso los hornos de la mejor marca puedan estar “apagados” unos pocos grados, y esto puede afectar su cocción. Coloque un termómetro de horno en su horno y compárelo. Si se establece en 180 C, ¿está realmente en 180 o más alto / más bajo? Puede ajustar esto o adaptarse en consecuencia.
5. Mida cuidadosamente: el 90% de los errores de horneado se deben a errores de medición.