Cameron Díaz lejos de los flashes: “Quería volver a saber quién soy”

Publicada el día: 20 noviembre, 2017

No se la vio en ninguna película desde 'Annie' en 2014. Después de los 40 y casada con un músico, escribe y disfruta de su vida sin cámaras.



 

Diaz debutó en 1994 acompañando a Jim Carrey en ‘La máscara’ (‘The Mask’), tardando muy poco en llamar la atención de todo Hollywood. Desde entonces trabajó incansablemente durante 20 años y ese precisamente fue el problema: se cansó y decidió cortar por lo sano. Así lo explicó recientemente: “Ya no puedo decirme a mí misma quién soy realmente” Y eso es algo muy difícil de afrontar. Sentí la necesidad de autocompletarme”.

Y al parecer su vida transcurre plácida y feliz con su nueva etapa de perfil bajo, que se acentuó desde que se casó en el 2015 con el músico de Good Charlotte, Benji Madden. En una reciente entrevista, Cameron habló sobre cómo cumplir 40 fue un punto de transición en su vida: “A medida que vas creciendo, tu cuerpo va cambiando en las pequeñas cosas, ya no reacciona como antes. Yo ya no obtengo los resultados que hace unos años. Por lo tanto, decidí comprometerme con mi bienestar, no descuidarme”, aseguró y contó por qué se apasionó por dedicarse a escribir libros sobre salud y bienestar en esta nueva etapa cuando se agotó de los rodajes y optó por cambiar su cotidianidad. Y así se la ve en sus redes sociales, donde publica fotos de sus libros, paisajes, mujeres inspiradoras, consejos sobre yoga y selfies sin maquillaje. “La edad es tan relativa, todo pasa por cómo te presentás ante los demás y por cuán joven es tu espíritu”.

Una carrera súper exitosa

Nació el 30 de agosto de 1972 en San Diego, California (Estados Unidos). Hija de Emilio Diaz, hijo de inmigrantes cubanos que trabajó como capataz de una empresa petrolífera, y de Billie Diaz, agente de exportación de ascendencia alemana e inglesa. Tiene una hermana mayor llamada Chimene. “Cami” (su nombre familiar) se marchó de casa en su adolescencia tras ser descubierta en Long Beach por el fotógrafo Jeff Dunas, quien le propuso trabajar como modelo publicitaria en la agencia Elite. Gracias a esta profesión pudo viajar y residir en diferentes partes del mundo, como Australia, Japón, México o París. Tras acudir a un casting consiguió debutar en el cine con “La Máscara”, con 22 años, y no paró de trabajar desde entonces: hizo más de 30 películas en 20 años. Protagonizó éxitos de taquilla como “La Boda De Mi Mejor Amigo” (1997), comedia romántica de P. J. Hogan que protagonizó Julia Roberts, “Algo Pasa Con Mary” (1998) de Bobby y Peter Farrelly, o la adaptación cinematográfica de “Los Ángeles De Charlie”, film que co-protagonizó junto a Drew Barrymore y Lucy Liu interpretando el papel de Natalie Cook. En este período interpretó a la mujer del “juez” Harvey Keitel en “Solamente Se Vive Una Vez” (1996). Fue nominada al Globo de Oro como mejor actriz secundaria por “Vanilla Sky” (2002), película de Cameron Crowe que rehacía en inglés el “Abre Los Ojos” de Alejandro Amenábar. Otras películas de su filmografía son “Gangs Of New York” (2002) de Martin Scorsese, “En Sus Zapatos” (2005), comedia con Toni Collette y Shirley MacLaine o “The Holiday” (2006), comedia romántica co-protagonizada por Jude Law, Kate Winslet y Jack Black. También ha puesto voz a la princesa Fiona en las películas de animación de “Shrek”. Y mucho más. Respecto a su vida amorosa, fue durante tres años pareja sentimental de Matt Dillon. Más tarde estuvo comprometida con el actor Jared Leto (“La habitación del pánico”) y después de Timberlake con el actor Gerard Butler y el modelo Paul Sculfor.

Un año antes de abandonar su carrera como actriz, Cameron publicó un libro de salud y bienestar titulado The Body Book: Feed, Move, Understand and Love Your Amazing Body, co-escrito con Sandra Bark. La publicación fue sumamente exitosa y trepó al segundo lugar de la lista de más vendidos del New York Times. Tres años después, en el 2016, Cameron editó su segundo libro, The Longevity Book: The Science of Aging, the Biology of Strength, and the Privilege of Time, mediante el cual focalizó en la importancia de mantenerse en contacto con la belleza natural. “Se puede envejecer bien si entendemos cómo funciona nuestro cuerpo, si somos conscientes de cómo cuidarlo para vivir una hermosa vida”, escribió Diaz en Instagram al momento de difundir su trabajo.

Decía que no se iba a casar…

Antes de conocer a Madden, aun cuando tuvo relaciones formales, como la de muy alto perfil con Justin Timberlake, decía que no le interesaba pasar por el altar. Es más aun: directamente se manifestó en contra del casamiento: “La institución del matrimonio está muriendo, ya no puede adaptarse al mundo actual”, declaró alguna vez. Pero parece que el amor con Madden fue tan fuerte que le hizo cambiar de idea y pocos meses después de conocerlo se casaron en una ceremonia íntima en el living de su casa. “No me acuerdo de nada del pasado, ésa es la cosa: él es mi marido porque nada se compara con él. Así es el amor verdadero”, declaró la actriz y dijo que fue amor a primera vista. “Yo no creía cuando la gente decía ‘cuando te pasa, te pasa, te vas a dar cuenta’, y al ver a mi marido sentí precisamente eso, todo tenía sentido”, expresó. Y agregó: “Hay una diferencia enorme entre maridos y novios. Mi marido es mi compañero en la vida, en todo lo que hago. Somos muy distintos pero compartimos los mismos valores, somos el uno para el otro, a las mujeres se nos ha tratado como objetos siempre, y de alguna manera Benji me mostró otro costado de las relaciones, me trata de igual a igual”, aseguró.

¿Volverá?

Diaz hizo esas declaraciones en un panel en la Goop Wellness Summit moderado por Gwyneth Paltrow y en el que también participaron Tory Burch, Miranda Kerr y Nicole Richie. Lo que no concretó es hasta qué punto va a extenderse su retiro o si se trata de algo definitivo. De hecho, su nombre sigue sin estar asociado a proyecto alguno y todo apunta a que se debe a una decisión propia.

Lo único certero es que si algún día decide volver, Hollywood la recibirá con los brazos abiertos.