Este sitio funciona únicamente en las ultimas versiones de los navegadores.
Por favor, actualizá tu navegador.

Suscribite a nuestros newsletter - enterate de todas nuestras noticias

Quiero suscribirme a...




Search
3 de junio, 2015

Pequeños genios

Hipersensibles, demandantes, capaces de aprender a leer solos desde muy corta edad, amantes de los conceptos abstractos y capaces de resolver problemas por caminos no convencionales; así son los niños talentosos. Pequeños que desorientan a padres y maestros.

 

La Profesora María del Carmen Maggio, fundadora de la “Fundación para la Evolución del Talento y la Creatividad (FETC)” cuenta el caso de un chiquito de siete años al que se le preguntó por qué odiaba el colegio. Entonces, realizó en un papel una serie de rayas horizontales y explicó que lo odiaba porque las materias eran todas inconexas. Él quería un colegio integrado, con las materias integradas y dibujó un círculo con porcentajes y flechas. Aclara la Profesora Maggio: “El fracaso escolar de los talentosos es un tema estudiado en el mundo. ¿Por qué les sucede? Porque el aburrimiento no les permite participar. Odian el colegio”.

 

En líneas generales

Según los especialistas, existen tres tipos de niños de nivel intelectual superior: “Talentoso” (más de 110), “Dotado” (más de 130 en varias áreas) y “Genio” (más de 190). Al respecto nos explica la Profesora consultada: “Deseo aclarar que no siempre el CI (Coeficiente Intelectual) es lo único que pone de manifiesto a un niño de este tipo, lo puede ser en otras áreas donde no se mide cuantitativamente, sino cualitativamente su o sus talentos”.

En líneas generales, los rasgos más sobresalientes de estos niños se pueden sintetizar con estas palabras:

• Hipersensibles.

• Demandantes.

• Muy observadores y abiertos a situaciones inusuales.

• Poseen riqueza de vocabulario.

• Les gustan los conceptos abstractos, resolver los problemas a su manera (rasgo de creatividad) y una forma de pensar independiente.

• Críticos con ellos mismos y con los demás.

• Saben asociar diferentes conceptos.

• Disfrutan creando o inventando nuevos caminos para la resolución de problemas.

• Tienen baja tolerancia a la frustración.

• Son persistentes con sus objetivos.

• Tienen una buena comprensión de la relación causa-efecto.

• Con frecuencia ven relaciones inusuales en vez de convencionales.

• Alto nivel de concentración, si se interesan en algo.

• Buen manejo del sentido del humor y la ironía.

• A veces sueñan despiertos.

• Y la lista sigue…

Desde ya que esto no quiere decir que en cada niño existan todas estas características pero, en general, presentan varias de ellas.

En cuanto a su personalidad, existen tantas diferencias como las que se observan en todos los chicos, hay extrovertidos e introvertidos; pero siempre se destacan por su humildad a pesar de que la sociedad tiene una opinión diferente respecto a ellos.

 

Apostar a una vida mejor   

En la actualidad existen instituciones como la “Fundación para la Evolución del Talento y la Creatividad” en donde, con mucho esfuerzo, se dictan distintos talleres para chicos talentosos (arte, inventos y otros especiales para padres). En ellos, al compartir con sus pares aunque sea una vez por semana sus inquietudes, no se sienten “diferentes” con todo lo que eso significa, ya que  pueden comprobar que otros chicos tienen sus mismas necesidades. Algo que calma su ansiedad y los ayuda a adaptarse  mejor en el vínculo con sus compañeros de colegio.

En cuanto a la clave para que un niño de nivel intelectual superior viva una infancia y una adultez feliz, concluye: ” El secreto está en que sea comprendido, amado y estimulado en la medida de sus intereses. De ese moda transitará por la vida con un autoestima alta que le permitirá afrontar los escollos que pueda presentársele al no pertenecer a la media educativa

 

Para tener en cuenta

Características que diferencian a los talentosos de los niños con Déficit Atencional con Hiperactividad (ADHD):

1. En el ADHD se observa comportamiento caracterizado por la desatención o hiperactividad; en el talentoso se observa que puede pasar de una actividad a otra, eligiendo la de mayor desafío.

2. En el ADHD se observa actividad pero sin objetivos, desorganizada. En cambio, el  talentoso puede planificar y tiende a anticipar.

3. En el ADHD se presentan problemas que tienen que ver con la concentración y con la lectura; el talentoso posee alto cociente intelectual, pero puede tener poca habilidad en el aprendizaje concentrándose sólo en los temas de su interés.

4. El talentoso no presta atención al detalle y comete errores por descuido. Si el contexto es desmotivante su comportamiento se asimila al del ADHD, pero el suyo sólo es de naturaleza psicológica y psicopedagógica.

Cuidado: Los profesionales deben estar altamente calificados para realizar la detección diferencial entre los ADHD y los talentosos que pueden presentar solo problemas asociados.

 

A la hora de aprender….

– Los inteligentes lo hacen en forma secuencial, lineal, dato por dato. Los talentosos piensan de forma divergente, pueden saltear pasos, son rápidos en la resolución.

– Los inteligentes se basan en la práctica y la repetición para incorporar nuevos conocimientos. Los talentosos procesan información de manera inusual.

Los inteligentes siguen adecuadamente el eje del tema y la dirección. Los talentosos no toleran las repeticiones (se desmotivan), pueden dominar el tema desde la primera lectura.

– Los inteligentes entienden la información de la clase y la asimilan bien, se adaptan al sistema. Los talentosos tratan de encontrar distintas maneras de resolver los problemas. Sintetizan la información.

 

Texto: Adriana Aboy

Asesoramiento: Fundación para la evolución del Talento y la Creatividad  (FETC).

Web: www.fetc.com.ar

Fotos: Istockphoto