Este sitio funciona únicamente en las ultimas versiones de los navegadores.
Por favor, actualizá tu navegador.

Suscribite a nuestros newsletter - enterate de todas nuestras noticias

Quiero suscribirme a...




Search
28 de septiembre, 2015

¿Autobronceantes o protectores con color?

A la hora de comenzar a tomar color, ambos productos son ayudas fundamentales para lucir rápido un bronceado bien potente.

 

Tanto los autobronceantes como los protectores con color resultan sumamente útiles, pero al usarlos es importante aclarar algunos puntos, para no correr riesgos.

AUTOBRONCEANTES
Son bronceadores sin sol, se colocan y dan color a la piel.  No tienen ninguna contraindicación, pero es importante observar si los autobronceantes que se usen tienen también FPS, porque de no ser así, solo son aptos para dar color sin exponerse al sol, ya que no protegen. Conviene recordar también que un buen bronceado es armónico con nuestro tipo de piel, color de ojos y cabello. Se pude mejorar el tono y prolongar el bronceado usando autobronceantes progresivos que sean buenos hidratantes. Colocados en forma correcta intensifican y mantienen el bronceado natural. Casi todos los autobronceantes tienen entre sus componentes  al dihidroxyacetone, conocido como DHA, el encargado de “revelar” el color. Según la concentración, vamos a conseguir el color de una manera más rápida o no. El secreto para que la piel quede perfectamente bronceada no depende tanto del producto, sino de la aplicación y la preparación previa de la piel:

* La noche anterior al colocar el producto, deben exfoliar la piel: en la ducha, y con una esponja o scrub, dediquen tiempo a retirar piel seca de las zonas donde van a colocar el producto, prestando atención, sobre todo, en los codos, rodillas y tobillos, que es donde la piel gruesa puede generar manchones.. La depilación también tiene que hacerse antes de colocar el autobronceante. Y aunque no lo crean, cambiarse el esmalte de uñas, puede generar manchas porque retira el producto.

* El mismo día de la aplicación, hidraten bien la piel antes y apliquen un poco más de crema o loción corporal en las zonas peligrosas: codos, rodillas y tobillos.   La mejor aplicación es la que va desde los pies hasta la cabeza, así evitan marcas raras debido a agachadas. Los brazos quedan para el final, después de la cara.   Si usan aerosol no van a tener muchos problemas en la aplicación, pero si usan mousses o cremas, lo mejor es usar una brocha tipo kabuki realizando movimientos circulares para que no queden marcas. Lo mismo para el rostro: es mejor usar una brocha de maquillaje. Y no se olviden de las orejas.

* Si usaron las manos durante la aplicación, lavenselas rápidamente. Y esperen a que el producto se absorba. Si en las indicaciones dice que tienen que esperar 5 minutos, esperen 10. Para bañarse hay que esperar, mínimo, 1 hora.  Y el color empieza a aparecer a partir de las 4.

 

PROTECTORES  CON COLOR
Como su nombre lo indica, protegen, deben tener un índice de protección solar superior a 15, el cual deberá ser apto según el tipo de piel y además aportan color, por lo que permiten una exposición al sol con el agregado estético de que suman tinte a la piel. Cabe recordar que un buen protector debe proteger de la radiación UVB y UVA, debe ser estable, resistente al agua y aunque un protector solar sea resistente al agua debe renovarse después de 40 minutos de inmersión. Además, no debe producir ni facilitar reacciones alérgicas a la luz solar.

 

EXTRA: POST SOLARES
Han surgido en el mercado los productos post solares con agregado de color como las emulsiones hidratantes que alivian la piel luego de tomar sol, y que también agregan color. Aseguran un bronceado a los tres días de uso y prometen una hidratación intensa durante 24 horas.

 

Texto: Silvia Fittipaldi.