Este sitio funciona únicamente en las ultimas versiones de los navegadores.
Por favor, actualizá tu navegador.

Suscribite a nuestros newsletter - enterate de todas nuestras noticias

Quiero suscribirme a...




Search
8 de diciembre, 2015

¿Labios u ojos?

Los especialistas recomiendan destacar solo uno, para tener un resultado armónico y equilibrado. Hacerlo bien tiene sus secretos y acá te los contamos.

 

Destacar ojos y labios al mismo tiempo es probable que quede muy exagerado, nos haga aparentar más edad y nos deje los rasgos más duros. Por eso, conviene elegir uno u otro.

 

OPCIÓN 1: OJOS
Sabemos que la mirada es uno de los atractivos más poderosos que tenemos. Por eso, para lucir espléndidas y que el make up no nos juegue una mala pasada, conviene tener en cuenta varias cosas.

* El color de los ojos se destaca usando sombras de la misma tonalidad de los ojos o usando el color opuesto.
Ojos azules: sombras de base azul o sombras de base naranja.
Ojos verdes: sombras de base verde o sombras de base roja y violetas.
Ojos marrones: sombras de color neutro o, en el caso de usar colores fríos, deben ser tanto o más oscuros que el color de los ojos.
Ojos ámbar: sombras color violeta.

*El delineado conviene hacerlo con lápiz, ya que en el caso de no quedar conformes con el resultado, se puede corregir de manera más sencilla. Además, da un look más natural.
Para las que se animen y tengan buen pulso, el delineador liquido es una buena opción para delinear la parte superior del ojo y así lograr líneas más definidas, que dure más y no se corra.
El delineado conviene aplicarlo lo más cerca de las pestanas posible ya que esto dará sensación de tener más cantidad de pestanas.

*La máscara de pestañas es fundamental para resaltar el resto del maquillaje y tener una mirada más sexi. Con 2 o 3 capas se van a conseguir mejores resultados.

*Es muy importante mantener las cejas bien depiladas y prolijas, ya que son el marco de nuestro rostro y, principalmente, de la mirada. Por lo tanto, cada vez que nos maquillemos, las debemos incluir, sin excepción.

* Si no somos muy expertas, para asegurarnos un buen resultado, conviene apelar a un make up sencillo y a la fórmula que siempre cumple: menos es más. Algo que nunca falla es usar colores neutros, que van bien con todos los colores de ojos.
No está mal usar todos los productos juntos (máscara de pestañas, sombras, delineadores) siempre y cuando se usen de la manera correcta. Lo más recomendable es hacernos un maquillaje suave y delicado de día y uno más intenso y jugado por la noche. Conviene destacar o los ojos o los labios, ya que todas las miradas van a ir a ese sector. Si optamos por resaltar los ojos, las mejores opciones para los labios son los colores claros, como el nude, el rosa y el camel.

 

OPCIÓN 2: LABIOS
* La forma de los labios superior e inferior deberían tener el mismo ancho. De no ser así, lo podemos corregir con el maquillaje.

* El delineador de labios es el mejor aliado para darles a los labios la forma ideal y  corregir imperfecciones. La desventaja es que si no tenemos buen pulso y no lo usamos correctamente puede jugarnos en contra. El tono del delineador debe ser el mismo color que usemos luego para rellenar.

* Un secreto para las que tengan labios finos es usar un lápiz color piel y dibujar el contorno un milímetro por fuera del contorno natural. Rellenamos con un labial y aplicamos brillo en el centro, para lograr el efecto de agrandarlos.

* Uno de los errores más habituales es que no hidratamos los labios antes de maquillarlos y se ven resecos y con grietas. Otro error consiste en dejarlos a medio pintar. Es fundamental que el maquillaje cubra todo el labio y de una manera prolija, para que se destaquen por su sensualidad y no por estar mal maquillados.

* Tip para que el labial dure más: sellarlo con polvo volátil aplicado con brocha una vez que se los termina de maquillar.

* Los colores fuertes llaman la atención hacia la boca, destacándola.

* El tema del color del labial es muy personal. Hay decenas de opciones y esta guía ayuda a elegir el correcto:
– Piel muy blanca o pálida: los colores que pueden llegar a quedar mejor son el rosa claro, durazno, beige o marrón dorado. También pueden quedar bien los tonos un poco más oscuros, pero cuidado con el color vino, porque puede intensificar la palidez puede.
– Piel mate: dispone de una gran variedad de colores para usar, casi todos le van a quedar muy bien. Solo hay que evitar la gama de los tonos café. Los que sí debe probar son el rosa intermedio, coral, rojo y los tonos que tiran al naranja.
– Piel más oscura: se recomiendan magenta, rosa oscuro, rojo y naranja oscuro.
– Piel oscura: evitar el rosa pastel y probar con marrón oscuro, fucsia y marrón dorado.

* Si la idea es destacar la boca con un color fuerte y llamativo lo ideal es maquillar los ojos muy discretos y con colores neutros, o simplemente hacer un delineado en el párpado superior del ojo, estilo años 50 y mucha máscara de pestañas.

 

Texto: Florencia Romeo.
Asesoramiento: Cecilia Desantis, maquilladora / www.ceciliadesantis.com.ar