Este sitio funciona únicamente en las ultimas versiones de los navegadores.
Por favor, actualizá tu navegador.

Suscribite a nuestros newsletter - enterate de todas nuestras noticias

Quiero suscribirme a...




Search
28 de diciembre, 2015

Método top para poner orden

La japonesa Marie Kondo editó en 2014 su libro “La magia del orden” (Aguilar), que fue un best seller mundial, tanto que la revista Times la declaró una de las cien personas más influyentes del año. Aquí te contamos razones y tips que la llevaron al éxito.

 

No solo su libro trepó en ventas hasta los rankings más altos (vendió 4 millones de ejemplares en 33 países), sino que sus videos se viralizaron y su fama hizo que hoy se la considere “la gurú del orden”.

Sucede que esta japonesa, de 30 años, aprovechó su experiencia desde la infancia en su hogar donde se especializó en organizar los cuartos de toda la familia, de sus hermanos y sus padres, porque desde esa edad ya había leído sobre el “katazuke” o el arte de limpiar y ordenar la casa. Esto se convirtió en ella en una obsesión y la llevó ya a los 19 años a dictar cursos en la universidad y a particulares sobre este tema, además, con la práctica había desarrollado su propio método, que se llama “KonMari” y un día comprendió que podía transmitirlo también a otros a través de un libro. Es que el método de orden de Marie Kondo es también una forma de organizar la propia vida, de afuera para adentro: sería como una forma de ayudar al entorno y beneficiarse también con una suerte de orden interno.

Según Marie Kondo, nadie es consciente de cuántas cosas posee y, cuando hace limpieza general, no se decide a tirar aquello que ya no necesita. A eso apunta Marie, que generó esta obra que también puede ser de autoayuda para los acumuladores compulsivos, aunque todos podemos beneficiarnos con su guía para el orden, poniendo en claro además no solo la casa sino también las propias ideas y hasta el pasado.

Marie sostiene que poner orden en el caos nos ayuda también a encontrar aquello que verdaderamente nos emociona, a descartar lo que ya no queremos y a conservar lo que es muy preciado, lo que realmente amamos.

Habiendo decidido qué conservaremos, Marie nos indica cómo guardar los objetos que deben ser bien tratados, como personas, para que mantengan y transmitan buena energía.

Enseña cómo doblar cuidadosamente las prendas, cómo conservarlas planchadas, cómo guardarlas en cajas y mucho más, y asevera que todo eso se puede lograr en un solo día en dos acciones: tirar y ordenar lo que se conserva.

Su libro se llama “La Magia del Orden” porque Marie también considera que existe una “magia de la organización”, un efecto que el orden y la organización producen y que hacen la vida más simple y eficiente, tanto, que una vez experimentada esta realidad del orden jamás se volverá a ser caótico o desordenado. Asimismo, este método no solo cambia el entorno sino las emociones, las costumbres y la manera de pensar.

 

¿CÓMO SE HACE?
1. Hacer el orden de un tirón y no en etapas. Hacerlo poco a poco, desanima.

2. Hay que comenzar bien temprano, cuando uno tiene mucha energía para poder aprovechar todo el día.

3. Hacer orden por categorías y no por habitación. Juntar todas las cosas afines y allí resolver las que se tiran y ordenar las que se conservan.

4. No comenzar a ordenar la categoría sin antes haber decidido qué tirar y haberlo hecho.

5. Para saber qué se va a conservar, es importante tomar conciencia si un objeto produce felicidad. La consigna es conservar en casa solo aquello que nos produzca verdadero bienestar.

6. Las categorías, según sugiere Marie, deben ser de las más sencillas a las más complejas para decidir, en este orden: a) ropa; b) libros y papeles; c) objetos varios y d) cartas y objetos de valor sentimental, que son los que más dificultades plantean.

 

EL OBJETIVO FINAL
Consiste en encontrar el orden en la vida y ya no ocuparse más del tema, porque una vez que el orden está instalado, seguimos sus reglas, lo mantenemos y eso nos regala tiempo para cumplir nuestra misión en la vida. En definitiva, nos regala horas y horas de vida que de otro modo destinaríamos a ir poniendo en orden lo que nunca se acomoda, o buscando cosas que no encontramos, o limpiando lo que nunca podrá estar del todo limpio.

 

PÁRRAFOS CLAVE
“¿Por qué no puedo tener mi casa en orden? Los que almacenan son acumuladores. Empieza por desechar todo de una vez. No dejes que te vea tu familia. Lo que tú no necesitas, tampoco lo necesita tu familia. La casa de los padres no es un depósito. El tabú de desechar la ropa en buen estado. No almacenes la ropa de otras temporadas”.

“Algún día significa nunca. Desechables, cosas que conservaste solo porque sí. Garantías y cajas de electrodomésticos. Muestras de cosméticos para los viajes. Televisores y radios descompuestos. Sigue desechando hasta que sientas el click. Vacía tu cartera todos los días”.

“La verdadera vida comienza después de poner tu casa en orden”.

“Cuando experimentes lo que es tener una casa realmente ordenada, sentirás cómo se ilumina todo tu mundo”.

“Las habilidades que construyes cuando aprendes a ordenar tu casa pueden influir en el resto de tu vida de muchas formas positivas”.

“Nuestras vidas son muy complicadas, y a menudo tiran de nosotros al mismo tiempo en diferentes direcciones, como un calcetín en dos pies. Por eso, para la mayoría de la gente es más sencillo pasar a otra cosa nueva que simplemente centrarse en hacer una única cosa de la forma correcta. El resultado es una falta de organización”.

“Los objetos que inspiran y aportan creatividad deben mantenerse en una zona especial, donde se encuentran fácilmente. Y si inspiran felicidad, deben estar a la vista en casa”.

“La clave es trabajar para identificar aquello que verdaderamente produce dicha, y para la mayoría de la gente no es fácil. Pero es la mejor manera de asegurarnos de que vivimos con aquello que nos satisface. Y en la cantidad justa”.

“No creo que deba haber ninguna competición en nuestro corazón entre cosas y personas. Si valoramos los objetos que nos importan, y los tratamos bien, no solo durarán más y nos darán más placer; también podemos aprender incluso a ser más amables y generosos con las personas”.

“Puedes solucionar tus problemas de almacenamiento con cosas que ya tienes en casa. El objeto más común que yo uso son cajas de zapatos vacías”.

“Ya es hora de tener toda nuestra ropa lista para usarla todo el año sin importar la estación”.

“No me parece bien conservar ropa que no nos gusta para andar por casa. El tiempo que pasamos en casa es una parte preciosa de la vida. Su valor no debe cambiar porque nadie nos ve”.

“Al empezar con las cosas fáciles y dejar las más difíciles para el final podrás afinar poco a poco tus habilidades para tomar decisiones, y así acabará por parecerte sencillo”.

“Cuando te topes con algo de lo que no puedes desprenderte piensa con cuidado sobre su verdadero propósito en tu vida. Te sorprenderá ver cuántas cosas que posees ya cumplieron su función. Al reconocer su contribución y dejarlas ir con gratitud, serás capaz de poner en verdadero orden las cosas que posees y toda tu vida”.