Este sitio funciona únicamente en las ultimas versiones de los navegadores.
Por favor, actualizá tu navegador.

Suscribite a nuestros newsletter - enterate de todas nuestras noticias

Quiero suscribirme a...




Search
22 de marzo, 2016

Extravagancia en Nueva York

Un departamento antiguo de 600 metros cuadrados en el Bajo Manhattan fue objeto de una audaz transformación. La propuesta incluye un estar -de 14 metros de altura- con una hamaca, un muro de escalar y hasta un tobogán.

 

Originalmente, las cuatro últimas plantas de un edificio construido a fines del siglo XIX frente al City Hall en Nueva York nunca habían sido utilizadas como vivienda. Primero fueron oficinas, luego el estudio de un arquitecto y hasta un set cinematográfico. Lo concreto es que el departamento no era adecuado para que lo habitara una familia. Tenía una cocina pequeña y un sólo baño. Entonces, el arquitecto David Hotson se dedicó a convertir estos 613 m2 en una vivienda de cuatro dormitorios que la diseñadora de interiores Ghislaine Viñas se encargó de ambientar con el estilo audaz, colorido y de gran sensibilidad artística que la carateriza.

En primer lugar, Hotson se enfocó en modificar la arquitectura interior. Creó un volumen de cuatro niveles atravesado por una serie de plataformas y puentes de vidrio que alberga una espacialidad sorprendente, con vistas capaces de producir vértigo, sobre todo hacia la zona donde se ubica el estar, que tiene 14 metros de altura. La originalidad no termina allí, ya que la vivienda tiene además un tobogán de 25 metros de longitud, hamaca, muro de escalar instalado sobre una de las columnas estructurales y vistas panorámicas de 360 grados de la ciudad. Este penthouse se caracteriza por su atípico diseño, con techos inclinados y ventanas en forma de arco. El proyecto de interiorismo de Hotson y Viñas, decididamente contemporáneo, contrasta con el aspecto exterior del edificio, que tiene cornisas de cobre, revestimiento de ladrillo visto y gruesas molduras que se pueden apreciar desde la terraza de 140 m2 que posee esta mansión en altura.

La experiencia espacial resulta deliberadamente confusa y es fácil perderse en el departamento porque hay muchos elementos que desorientan, como las paredes, que están dispuestas en ángulos poco habituales y con planos facetados. A partir de un telón de fondo de blanco y neutro que había preparado Hotson, la diseñadora convirtió esa rareza arquitectónica en un hogar y dispuso toques de colores incandescentes que incluyen naranjas, verdes, rosado fuerte, azul eléctrico y amarillo intenso. El uso de exuberantes estampas florales y animales esculturales es un juego que propone Viñas para caracterizar los espacios que entona a la perfección con obras de arte y muebles de alto diseño. Y sorprende más, mezcla el rigor y la fantasía, el confort y la desorientación, lo doméstico y lo surrealista. El resultado impacta por vanguardista, equilibrado y luminoso. Entre las rarezas lúdicas que tiene esta casa se destaca el tobogán,un pedido (o capricho) del propietario del departamento, a quien le encantaba la idea de deslizarse a desayunar como el protagonista de la película animada Wallace y Gromit. El rulo de acero inoxidable está inspirado en la instalación Test Site, del artista Carsten Höller, expuesta en la Tate Modern de Londres en 2006. Los gatos de los dueños también se divierten. Para ellos, los proyectistas idearon un sendero laberíntico que les permite vagar de una habitación a otra.

 

Perfil de Ghislaine Viñas

Estableció su estudio de diseño en el año 1999 y uno de sus primeros encargos fue una galería de arte en el distrito de Chelsea, en Nueva York. Desde entonces, ha realizado proyectos comerciales, residenciales y oficinas en Los Angeles, Nueva Jersey, Holland, Pennsylvania y Connecticut. Nacida en los Países Bajos y criada en Sudáfrica, Ghislaine define su trabajo como “una mezcla especial de sensibilidad, intuición, humor, ironía y entusiasmo refrescante”. El estudio fue galardonado con varios premios por el uso del color, entre ellos, el Pantone “Color Outside the Lines” para la categoría interiores residenciales. Ghislaine estudió diseño interior en la Universidad de Philadelphia y se mudó a Nueva York al recibir su título de grado. Actualmente vive allí con su marido y sus dos hijos.

Perfil de David Hotson Architect

Es un estudio con base en Nueva York que se dedica a la arquitectura residencial, los condominios y la renovación de edificios con valor patrimonial. La firma también se especializa en proyectos de oficinas y estudios para artistas y coleccionistas. David Hotson es oriundo de Pensilvania y creció en una zona rural cercana a Ontario (Canadá). Posteriormente a su graduación en la Universidad de Waterloo, Hotson obtuvo un posgrado en Yale. Desde 1991 abrió su estudio en Nueva York.

 

Texto: Arq. Paula Baldo.

Fotos interiores: ©+ghislaine+viñas+interior+design