Este sitio funciona únicamente en las ultimas versiones de los navegadores.
Por favor, actualizá tu navegador.

Suscribite a nuestros newsletter - enterate de todas nuestras noticias

Quiero suscribirme a...




Search
28 de mayo, 2016

4 recetas veganas, naturales y deliciosas

La cocina vegana es tendencia. Te presentamos dos platos salados y dos dulces para deleitarte cuidando tu salud y la de tu familia, de la cocinera Natalia Kiako.

 

GALETTE DE FRUTAS
(Rinde 3 galettes pequeñas o 1 grande)

Ingredientes
– 2 tazas de harina integral
– 2/3 taza de manteca de coco bien fría
– 1 o 2 cucharadas de azúcar mascabo (a gusto)
– agua bien fría, c/n (aproximadamente ¼ taza, aumentar sólo si es necesario)
– 2 tazas de frutillas sin el cabito y ciruelas descarozadas, cortadas groseramente en trozos pequeños (reemplazables por la fruta de estación que más te guste: cerezas, damascos, duraznos…)
– 1 cucharada de kuzu o almidón de maíz
– 4 cucharadas de azúcar mascabo
– Opcionales: una cucharadita de canela, media cucharadita de jengibre, una cucharadita de extracto de vainilla

Procedimiento
Para la masa
Unir con la punta de los dedos la harina y la manteca de coco fría, tratando de no darle demasiado calor con las manos. Se va a formar un arenado, que terminás de unir con el resto de los ingredientes, usando el agua fría, de a poco, hasta obtener una masa uniforme. Es un bollo tierno y fácil de maniobrar, liso, que es importante volver a reposar en la heladera antes de seguir. Mientras tanto, agregarle el azúcar a la fruta y revolver. Si querés podés agregar los opcionales, también. Reservar un rato, fuera de heladera, para que la fruta se macere y largue sus jugos.
Cuando se enfrió la masa (ya podés ir prendiendo el horno, moderado) es hora de alisarla con palote hasta formar una tapa de tarta fina (3 o 4 mm está bien, según hagas galettes pequeñas o una sola más grande, necesitás que sea un poco más gordita). Dale forma redonda y dejá enfriar nuevamente un rato en la heladera. Como está alisada y finita, se va a refrigerar mucho más rápido que la vez anterior. Cuando está lista la masa, mezclá las frutas con el almidón y volcalas en el centro de la tarta, sin incluir demasiado líquido si lo hay. Cerrá la tarta como ves en las fotos o como más te guste: es importante darle un margen grueso por arriba, pues la fruta va a seguir soltando sus jugos y formando una mermelada en la cocción, que no queremos ver derramada. Llevar a horno bajo por espacio de media hora a 45 minutos (quizás más si es una sola galette grande); hasta que la fruta se vea cocida y acaramelada, y la masa se dore por arriba.

 

ALBÓNDIGAS DE TOMATES SECOS Y ALBAHACA

(Rinde 12 albóndigas)

Ingredientes

-2 tazas de garbanzos cocidos
-1/3 taza de albahaca
-1/3 taza de tomates secos
-½ diente de ajo (opcional)
-1/3 taza de queso rallado (reemplazable por ingredientes veganos: levadura nutricional y/o castañas de cajú molidas y tostadas condimentadas con pimentón, orégano y ajo)
-Chilinaza (la cantidad que reemplace a 1 huevo)
-2 cucharadas de aceite de oliva
-Sal y pimienta a gusto
-Para rebozar: avena, semillas de sésamo, o lo que prefieran. Puede ser polenta, queso rallado mezclado con pan rallado o más castañas de cajú molidas, por ejemplo

Procedimiento
Hidratar los tomates picados en agua tibia durante veinte minutos como mínimo.
Picar la albahaca groseramente.
Reunir todos los ingredientes y licuar, procesar o pasar por la minipimer hasta formar una pasta homogénea (se pueden dejar algunos trozos de garbanzo para dar textura).
Formar pelotitas con las manos húmedas y llevarlas a heladera por espacio de media hora a una hora. Rebozar con los ingredientes elegidos y colocar con espacio entre sí en una placa. Agregar un poco de aceite de oliva y llevar a horno fuerte (210 grados) hasta que se doren.
Antes de hornear, para acentuar el crocante del rebozado, se pueden sartenear  con un poco de aceite en una plancha bien caliente, dándolas vuelta cada tanto, y luego llevar al horno por apenas diez minutos.
Servir con arroz, fideos o en salsa de tomate.

 

 GALLETITAS DE ALMENDRAS, COCO Y MANZANAS

(Rinde 20 galletitas)

Ingredientes
– 2/3 taza de almendras enteras
– 2/3 taza de coco rallado
– 2/3 taza de avena arrollada
– 2 manzanas rojas o golden, medianas
– ½ taza de azúcar mascabo o menos (a gusto y según el dulzor de las manzanas)
– 1 cucharada de canela
– 2 cucharadas de manteca de maní (o de aceite de coco)
– 1 cucharadita de extracto de vainilla
– 1 cucharadita de polvo de hornear (opcional)
– 1 puñado a gusto de pasas de uva

Procedimiento
Rallar finas las manzanas y retirar el exceso de líquido (no lo tiren, ¡es delicioso!). Agregar el azúcar y la vainilla.
Procesar las almendras, el coco y la avena hasta lograr un polvo fino. Puede hacerse todo junto o por separado. Agregar la canela y el polvo de hornear.
Mezclar las dos preparaciones y agregar la manteca de maní o aceite de coco. Incorporar por último las pasas de uva.
Si la mezcla está excesivamente líquida, se puede agregar un poco más de avena, almendras o coco procesados. Pero recomiendo, antes de desesperar, llevar la preparación un rato a la heladera a ver si “toma”. Debe quedar una pasta blanda y húmeda, pero no líquida.
Formar las galletitas con las manos o con una cuchara, y hornear unos veinte minutos en horno precalentado a 180 grados, o hasta que se doren.
Dejar enfriar antes de comer: toman mejor textura y sabor. Son unas galletitas muy húmedas por dentro, no quedan crocantes por fuera pero sí sequitas.

 

POLENTA DE CREMA O MIJO
(Rinde 4 porciones)

Ingredientes
– 1 taza de mijo, procesado hasta formar una arena rústica.
– 2 y ½ tazas de agua, leche (vegetal o animal) o caldo (se puede usar mitad y mitad. Tené preparada al menos media taza más, calentita, que puede hacer falta)
– 1 cebolla mediana
– 1 diente de ajo
– 1 hoja de laurel
– Especias a gusto: yo usé nuez moscada, cúrcuma y pimentón.
– Hierbas a gusto: yo usé tomillo.
– 2 cucharadas de aceite (de oliva queda muy rico)

Procedimiento
Calentar en una olla (gruesa si es posible) el aceite con las especias. Cuando tome temperatura, saltear la cebolla y el ajo picados. Agregar tomillo, sal y pimienta y dejar transparentar. Tras 4 o 5 minutos agregar el agua (o leche o caldo), y un poco más de sal. Cuando esté a punto de hervor agregar la harina de mijo en forma de lluvia, revolviendo con cuchara de madera.
Cocinar a hervor suave (casi sin hervor) entre 40 minutos y una hora, revolviendo frecuentemente, como con la polenta o harina de maíz (no instantánea, claro). Corregir sal, pimienta y agua a medida que sea necesario para lograr la consistencia que te guste: hay gente que la prefiere más compacta y otra, más líquida, casi como un potaje.

TIP
Es importante lavar previamente el mijo y dejarlo secar en un colador o tamiz. También podés tostarlo para acelerar el secado y darle un gustito “noisette” muy interesante.
Esta receta es perfecta para servir caliente, acompañando la crema de mijo con un buen ragú, salteado o tuco; pero también queda maravillosamente si dejás enfriar la polenta en una placa, bien alisada. Al enfriarse, la cortás con forma de bastón (o rectángulos, o triángulos, o lo que te pinte) para grillar, o para rebozar y hornear. Queda crocante por fuera, cremoso por dentro, y como snack es irresistible. También podés armar una “torre” intercalando un relleno de vegetales.

 

 

Fuente: www.kiakothecook.com.ar