Este sitio funciona únicamente en las ultimas versiones de los navegadores.
Por favor, actualizá tu navegador.

Suscribite a nuestros newsletter - enterate de todas nuestras noticias

Quiero suscribirme a...




Search
2 de junio, 2016

¡Al fin! 8 razones para comer chocolate

En los últimos años la ciencia revirtió casi todos los mitos sobre el chocolate y ahora son cada vez más las "excusas" saludables para comerlo: es antioxidante, energético, mejora la circulación y protege el corazón.

 

Lo primero que hay que aclarar es que cuando la ciencia habla de “chocolate”, no se refiere a la mayoría de los productos que se encuentran en un kiosco. Lo que hace bien es el cacao, que se encuentra en mayores dosis cuanto más amargo y más negro es el chocolate. Y no se encuentra en absoluto en el chocolate blanco. Así que, para empezar, hay que elegir uno que tenga mucho cacao -al menos 60%-, que tenga poco o nada de azúcar y poco o nada de grasas.

Estas son las mejores razones para comerlo:

-Protege la piel: la revista Nutrition publicó un estudio según el cual las personas que consumen unos 20 gramos de chocolate negro diario toleran mejor los rayos UV en comparación a quienes consumen chocolate normal.

-Renueva las arterias: la Federación de Sociedades Americanas para la Biología Experimental demostró que comer una porción diaria de 70 gramos de chocolate negro amargo reduce el riesgo de obstrucción de las arterias y las hace más flexibles.

-Es bueno para el cerebro: según un trabajo publicado en el Journal of Nutrition, quienes consumen chocolate, té y vino regularmente tienen un mejor rendimiento cognitivo y una mejor actividad cerebral.

-Genera bienestar: uno de los primeros beneficios corroborados por la ciencia es que cuando comemos chocolate, el cerebro libera endorfinas, conocida como la hormona de la felicidad y serotonina, un neurotransmisor que modula la ansiedad.

-Protege el corazón: todos los efectos del cacao comprobados sobre el aparato circulatorio, como bajar la presión arterial, mejorar la circulación sanguínea y reducir la inflamación, pueden ayudar a mantener a prevenir las enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

-Aumenta el colesterol bueno: el cacao se compone, principalmente, de ácido esteárico, ácido oleico y una sustancia química llamada polifenol. Los dos primeros son grasas pero no elevan el colesterol y la tercera mejora los niveles de colesterol bueno.

-Evita daños al hígado: un chocolate negro que contenga un 80 por ciento de cacao puro mejora el flujo de sangre en el hígado y así previene daños.

-Reduce la presión arterial: el cacao posee una sustancia llamada flavonoides, capaz de estimular al cuerpo para producir óxido nitroso en la sangre, lo que ayuda a abrir los vasos sanguíneos.

Ahora sí, leé las etiquetas y disfrutá del placer sin culpas.