Agua micelar, la nueva limpieza de la piel

Publicada el día: 29 enero, 2018

Los médicos las recomiendan y los maquilladores las usan como primera opción. Te contamos qué es, para qué sirve y cómo se usa.



 

¿QUÉ ES?
El agua micelar es una solución líquida que tiene aspecto de agua pero que contiene unos activos que ayudan a limpiar la piel. Estos activos o componentes que contienen son tensio-activos no iónicos, que dentro del agua forman unas partículas o esferas de tamaño nanoscópico llamadas micelas, de ahí su nombre.

Las micelas son esferas minúsculas, están formadas por unos polos, dos tipos opuestos, uno hidrófilo, con afinidad por el agua y el otro lipófilo que le da afinidad por las grasas. Es por ello que al pasar un algodón absorbido con agua micelar por la piel, la parte hidrófila queda absorbida en el algodón y la parte lipófila queda en el exterior, con capacidad para absorber los residuos grasos, y otras partículas que pueden ensuciar la piel, como la polución, maquillajes, grasa propia, sudor.

¿PARA QUÉ SIRVE?
¡Para limpiar! Su capacidad de eliminar impurezas de la piel es fantástica: sea grasa, contaminación, maquillaje, transpiración, todo lo que soporta la piel.

A diferencia de las lociones, aceites o cremas para desmaquillar, el agua micelar limpia la piel en un solo gesto: no es necesario usar otra loción o leche y tónico. Puede usarse a diario para limpiar la piel, cualquier tipo de piel, hasta las más sensibles.

¿CÓMO SE USA?
El agua micelar no se debe usar como tónico, sino como limpiador. Si estamos usando actualmente una leche y un tónico de limpieza, se sustituye por los dos productos.

Se debe usar con un algodón: porque como el algodón es hidrofílico va a captar las grasas ya que la parte hidrofílica del agua no ha sido absorbida por el algodón. Por eso no es recomendable el pañuelo de papel que quedará totalmente absorbida.

Para sacar el maquillaje es preferible usar el agua micelar dos veces seguidas, en toda la cara incluyendo los ojos. Algunas veces el rímel, sobre todo el waterproof, que es más difícil de eliminar, no se puede sacar con agua micelar, pero se puede usar un poco de aceite y después el agua micelar para acabar de eliminarlo.

Una vez se pasa por toda la cara, cuello y ojos con un algodón, no es necesaria aclararla ni tampoco es necesario utilizar posteriormente tónico. El agua micelar es ideal para limpiar la piel antes de prepararla para el maquillaje.

USOS Y BENEFICIOS
La eficacia del agua micelar es diferente dependiendo del tipo de piel, aunque están recomendadas para todos los tipos de piel y así se elaboran.

Es más completa que un tónico –que no sirve para limpiar- y más sencillo que usar un jabón de limpieza más un tónico.

Es más efectiva en pieles secas que grasas pero de todas formas es muy beneficiosa. Las pieles secas sí pueden usar por la mañana y por la noche, específica para pieles secas, sin embargo, si se tiene costumbre de maquillarse es preferible antes de acostarse pasarla dos veces para eliminar muy bien todo el maquillaje.

Las pieles sensibles son las que deben utilizar el agua micelar como primera opción, es la manera más delicada para limpiar la piel. La piel con rosácea se encuentra entre las pieles sensibles, es por ello por lo que le puede ir muy bien. Sin embargo, si se padece acné, también necesitará un limpiador específico para este tipo de piel.

La piel que padece acné y se está tratando con ácido retinoico, tanto oral como tópico, está especialmente sensible y tiene tendencia a el enrojecimiento, en estos momentos es preferible usar el agua micelar.

Para los bebés el agua micelar es una opción estupenda, ya que les limpia la piel, con mucho cuidado. Sobre todo cuando la piel está irritada o se sufre piel atópica.