Este sitio funciona únicamente en las ultimas versiones de los navegadores.
Por favor, actualizá tu navegador.

Suscribite a nuestros newsletter - enterate de todas nuestras noticias

Quiero suscribirme a...




Search
1 de junio, 2018

¡Arriba el cinturón!

La asesora de Imagen certificada por CMB y directora de Styletto, Laura Malpeli de Jordaan nos da las claves para aprovechar la moda de este año.

 

 

  • El cinturón sirve para destacar determinada parte del cuerpo sobre la que se coloca y se lo suele emplear para definir la forma de la silueta, especialmente cuando usamos prendas gruesas o amplias.
  • Puede generar contraste si lo usamos en un color distinto al de la prenda o bien estar amalgamado y destacarse por el tipo de hebilla o por el brillo por ejemplo en caso de una textura acharolada.
  • El grosor del cinturón es importante. Los gruesos son más adecuados en atuendos informales y para el tiempo libre, mientras que los más angostos se ven sofisticados y más elegantes.
  • Sobre una prenda como un cardigan o un sweater, permite destacar la cintura y evitar que nos veamos con más volumen o directamente sin curvas por el tipo de prenda.
  • Otra opción es usarlo como punto de referencia entre dos prendas diferentes. Por ejemplo, con un sweater que llevemos en parte por dentro del pantalón o la falda, haciendo que se note parte del cinturón como punto de referencia de donde termina una prenda y empieza la otra. En este caso, no se vería todo el cinturón a lo ancho sino la parte en la que la prenda superior queda por dentro de la inferior. Incluso podemos jugar con el cinturón haciendo un nudo como detalle llamativo.
  • También puede llevarse sobre abrigos como un trench y aquí permiten que se destaque la silueta. Los cinturones dobles o los que son como una faja son buenas alternativas.
  • En el caso de las capas, puede usarse el cinturón alrededor de toda la prenda o bien valernos de los agujeros para colocar los brazos y hacer que el cinturón pase por el frente y se vea, dejando la parte trasera por dentro de la capa. De este modo, entallamos y destacamos la cintura y puede dar la sensación de estilizar más que si lo dejamos completamente a la vista en el frente y la espalda.
  • Para los abrigos amplios como ruanas, el cinturón en la parte más angosta del torso es un buen aliado para destacar la silueta. También podemos usarlo sobre vestidos con faldas amplias.
  • Otra alternativa es usarlo como punto de quiebre entre una prenda más adherente al cuerpo y otra bastante más amplia, por ejemplo, una camisa y una falda plato.
  • Si elegimos dos prendas amplias y damos esta sensación en todo el cuerpo, podemos alterar las proporciones y la percepción del mismo. Para estos casos es que el cinturón se convierte en un excelente aliado cuando el atuendo está compuesto en su totalidad por prendas sueltas.
  • Cuando usamos un traje de pantalón y blazer, elegir un cinturón dentro de la misma gama y llevarlo por fuera destacando la cintura es un truco muy sencillo para llevar el atuendo de clásico a chic.

 

Asesoró: Laura Malpeli de Jordaan / Asesora de Imagen certificada por CMB / Directora de Styletto (www.styletto.com.ar)