Labios tatuados, lo nuevo de Dior

Publicada el día: 30 junio, 2018

Dior Addict Lip Tattoo es un labial con efecto súper duradero, "sin transferencia" y un acabado con efecto "tatuaje", que no es ni mate ni brillante. Unos segundos después de la aplicación, el color se fusiona con los labios.



 

Su fórmula es un equilibrio perfecto entre tintes y pigmentos, pero también entre agua y aceite. Unos segundos después de la aplicación, el agua, más del 50% contenida, se evapora, dejando solo el color y la dosis correcta de agentes emolientes para brindar comodidad y una sensación de labios descubiertos. Como extra, su fragancia de menta golosa y su textura fluida le dan un toque de frescura.

La tinta tintada se funde en la boca con transparencia y ligereza para realzar su color natural, sin efectos de la materia pero aún confortable. Es una creación de Peter Philips, Director de Creación y Maquillaje, quien asegura que fue una fórmula muy buscada y lograda.

Si bien hay de todos los tonos, desde el desnudo pálido a la rosa roja, para satisfacer los deseos de todas las mujeres. El tono más universal es Cherry 761: es un rosa intenso con un toque de rojo que deleita en todos los labios.

Fuente: Dior.